Surge una nueva modalidad de fraude

Los delincuentes no paran, ahora el fraude a mutado en la modificación de cheques, de personas que supuestamente ayudan a la gente para que no esperen en la fila para ser atendidos en caja para cobrar la cantidad determinada.

Así lo hizo saber la Condusef, con un caso al cual se le dio seguimiento, donde una persona de la tercera edad estaba formada en una sucursal bancaria para cobrar un cheque “Al Portador” por 1,200 pesos (dinero que proviene de su propia cuenta), entonces un desconocido se le acerca y le dice “Si quiere yo se lo pago para que ya no espere más”, entonces el señor acepta y se va con sus 1,200 pesos.

Poco después, el señor se entera de que de su cuenta no solo fue extraído 1,200 pesos, si no 100,200 pesos.

¿Cómo sucedió esto?

En el cheque que vendió al desconocido, fue manipulada la leyenda “Al portador” y , utilizando como base los mismos caracteres, se acomodó el nombre simulando de “Laura Borja Pérez”, Lo mismo se hizo con la cantidad, tanto en número como en letra.

Es entonces que con el cheque ya manipulado, debidamente firmado y endosado a un tercero, fue cobrado.

Esta es una de las nuevas modalidades de fraude que han surgido durante este año, que suman a las conocidas como: robo de identidad, clonación de tarjetas, etc.

Con información de: El Economista