Precauciones para evitar fraudes financieros

Los fraudes financieros están en aumento en la actualidad, y uno de los fraudes que más se da en este segmento son los préstamos de dinero por parte de supuestas empresas de este sector financiero.

Estas empresas son unan amenaza para la sociedad, evite  este tipo de opciones de prestamos, donde en ocasiones los clientes tienen que dar un pago por cuenta de honorarios y, en algunos casos, hasta por concepto de papelería. En otras ocasiones, se les pide firmar un contrato en el que, si no lees bien, te obligas a pagar estas cuotas aún sin asegurarte la liberación del préstamo.

En el caso de que solicites un préstamo seguir estas recomendaciones:

Leer bien el contrato antes de firmarlo. Los contratos que te otorgan este tipo de financieras no te garantizan la aprobación del préstamo, pero sí el pago de los honorarios y comisiones.

No pueden pedirte ningún tipo de “adelanto” o cobro de comisiones por el hecho de solicitar el préstamo.

Asegúrate de que la institución financiera a la que acudes esté registrada ante la Condusef en el Buró de Entidades Financieras, así podrás fiarte de que se trata de una empresa formal.

Desconfía de las cosas fáciles. No caigas en préstamos millonarios con requisitos mínimos, Si el proceso fuera tan sencillo, ¡todos estaríamos económicamente muy bien!, ¿no crees?

Si necesitas un préstamo, fijarse muy bien en cuál es la opción más barata respecto a los intereses, las comisiones o con mejores planes de pagos. Para eso hay diferentes maneras de comparar cuál préstamo te conviene más, desde acudir a las financieras directamente, hasta utilizar comparadores en línea privados o de la Condusef.

Con información de: Forbes México