No se deje extorsionar con fraude de teléfono roto

Al ir caminando por las calles de la ciudad, atentos y mantener la calma ante el fraude del teléfono roto, consiste en una mesa con teléfonos celulares a la venta que ponen sobre la acera de alguna avenida. Ahí los supuestos vendedores ofrecen a los peatones que pasan cerca del lugar los aparatos electrónicos, incluso pasa gente sin acercarse a la mesa ni al vendedor.

Pero poco después uno de estos vendedores se acerca a algún peatón que ya paso de largo, diciéndole que le tiro uno de los teléfonos celulares por lo que la persona supuestamente debe de pagar.

Cabe mencionar que los aparatos generalmente están en pésimas condiciones además de que posiblemente son robados.

Ante la situación llega un cómplice si la persona se niega a hacerse cargo del falso daño al celular, es entonces cuando presionan y obligan a la víctima a pagar.

Cómo se debe reaccionar ante este fraude:

  • Mantener la calma.
  • No aceptar haber tirado o tocado ninguno de los aparatos.
  • No permitir que lo amedrenten.
  • No aceptar negociar ninguna cantidad de dinero ni retirarse de la vía pública para arreglar el problema.
  • Argumentar que no arreglara nada con ellos pues no es responsable; llamar a la policía para dirimir el asunto ante la autoridad.
  • Si los defraudadores observan que la víctima está dispuesta a llamar a la policía, muy probablemente la dejarán en paz.

Con información de: 24 Horas