#LordFerrari pide tregua

Alberto Sentíes Palacios, propietario del Ferrari cuyos escoltas robaron y golpearon a un conductor el 11 de marzo, quiere llegar a un acuerdo con la víctima.

Así lo expresó en su declaración ministerial, asentada en la averiguación previa FTLP/TLP-3/T1/291/16-03.

“Por último agrego que en caso de ser procedente, estoy en la mejor disposición de celebrar pláticas conciliatorias con el ahora denunciante”, dijo ante el Ministerio Público.

Sin embargo, acotó: “Reitero, yo no cometí delito alguno”.

La Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) lo investiga por encubrir a su escolta, Sergio González Ibarra, quien propinó una golpiza a un automovilista en Viaducto Tlalpan.

Todo se debió, supone Sentíes Palacios, denominado en redes sociales #LordFerrari, debido a que la víctima se aproximó mucho con su camioneta al auto de lujo que él manejaba.

“(…) Observé que se aproximaba a mi vehículo, por el lado izquierdo, muy pegado, una camioneta blanca, por lo que ante el temor de que dicho vehículo golpeara al mío o que los tripulantes quisieran atentar contra mi vida, lo cual no podía saberlo en ese momento.

“No sabía si me querían secuestrar o alguna otra cosa contra mi patrimonio o mi persona, procedí a acelerar para evadir la camioneta, observando por el espejo retrovisor que el personal que tengo contratado para mi seguridad le cierran el paso, por lo cual detengo mi marcha 15 metros adelante”, dijo.

Añadió que después de alrededor de un minuto decidió seguir su camino hacia su casa en la Colonia Club de Golf, y que fue alcanzado por su chofer Óscar Rodríguez Almerich y su guardaespaldas, Sergio González Ibarra, quienes supuestamente no le comentaron nada sobre el incidente.

Explicó que contrató a su escolta, que fue grabado mientras agrede al automovilista, en enero de este año; lo hizo a través de Alfonso Zamorano, representante de la empresa Ayax, la cual brinda sus servicios al fraccionamiento donde vive Sentíes Palacios.

El guardaespaldas cubría un horario de 6:30 a 20:00 horas, de lunes a domingo, con un día de descanso variable, lo mismo que su chofer. Agregó que no sabía cuánto ganaban, pues de eso se encargaba su contador.

Para contratar al escolta, sobre quien pesa un mandamiento judicial, Sentíes Palacios asegura que recibió un estudio socioeconómico y sicológico de 32 páginas, cuyo perfil final pensó que era adecuado para el puesto.

Sentíes acudió voluntariamente a declarar ante la Fiscalía de Tlalpan la noche del martes, luego de que el video de la agresión de su escolta circulara por varios días en redes sociales.

Analiza víctima un acuerdo

Jair, el joven que fue agredido por el escolta del Alberto Sentíes Palacio, espera a que los abogados victimales de la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) lo asesore acerca del procedimiento y si es factible llegar a un acuerdo.

El joven de 29 años de edad, maestro de idiomas y chofer de Uber, expuso que ayer se presentó a la Fiscalía en Tlalpan para entregar las facturas y recibos de los celulares y la tableta que le robaron el 11 de marzo durante el ataque.

“Fui al MP, sí me dijeron que este señor había ido a declarar, pero no me comentaron nada más, nada acerca de que él quisiera llegar a un acuerdo; no estoy en condiciones de tomar una decisión así, voy a esperar a que me digan en la Procuraduría cuál sería el mejor proceder”, señaló Jair.

El joven expuso que ya fue invitado por personal de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas a acudir a terapias para superar el estrés de los hechos, lo cual aceptó.

“Lo que sí puedo decir es que le pido a las autoridades que vayan con todo y localicen a esta persona Sergio (Rodríguez Ibarra), que me golpeó de esa manera”, comentó.

Abusa de incautos con dos empresas

“Somos una firma Internacional de consultoría constituida bajo las leyes mexicanas con socios experimentados. Las operaciones que realizamos son a partir de 500 mil dólares”.

Así se anuncia Merton Consulting Group, que junto American Funds México, capta clientes que con tal de conseguir financiamiento dejan en garantía inmuebles o efectivo.

Las dos firmas, vinculadas a Alberto Sentíes Palacio, llamado en redes sociales #LordFerrari, no están vigiladas por ningún regulador y por lo tanto abusan de los clientes, acepta la Condusef.

“Entran en área gris esas empresas, porque no son bancos o ninguna institución financiera, son una S.A. y como tal los contratos que celebran son entre particulares.

“Como sus contratos son ‘trajes a la medida’, es decir, no siguen un patrón, sino que cambian de cliente a cliente, la Profeco tampoco puede exigirles el cumplimiento”, explicó Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef.

Sentíes, dueño del Ferrari cuyos escoltas golpearon y robaron a un automovilista el 11 de marzo, tiene al menos tres acusaciones de fraude, además de estar en la lista negra del SAT por adeudo fiscal.

David Gálvez es uno de los afectados y en el 2011 denunció a Sentíes por fraude, extorsión y delincuencia organizada, bajo la causa penal 68/2011.

“A mí me fregaron con un desarrollo que queríamos hacer en Jolutla, Guerrero; me iban a prestar primero 15 millones de dólares y después me habló Alberto Sentíes y me hicieron gastar un dineral en esto y aquello”, dijo en entrevista con REFORMA.

Con información de: Reforma