KYC: Las críticas razones por las que tienes que conocer a tu cliente

Los procedimientos de KYC (Know Your Customer) son una función crítica para detectar y monitorear los riesgos que implican la relación comercial con un cliente y cumplir así con las leyes en contra del lavado de dinero.

¿Conoces a tu cliente?

Más vale que lo hagas ya que el desconocimiento puede acarrear la posibilidad de multas y sanciones –además del desprestigio– en caso que te descubran haciendo negocios con alguien dedicado al lavado del dinero o que realiza actividades ilegales.

El KYC se ha transformado también en una práctica fundamental para la protección ante fraudes y pérdidas causadas por transacciones y fondos ilegales.

Estos son los tres pasos que te ayudarán a evitar este tipo de problemas:

  • Establecer la identidad del cliente
  • Entender la naturaleza de las actividades del cliente (y saber si el origen de sus recursos son legales)
  • Evaluar los riesgos de la actividad del cliente

Para poder evaluar a un cliente y conocer su trasfondo legal, utiliza nuestro Reporte Compliance herramienta que auxilia a nuestros clientes en sus procesos de identificación, verificación y procedencia de clientes y proveedores.

Tags: