Fraude refinado el remate inmobiliario

Cuidado con lo que se invierte al comprar inmuebles en supuestos precios baratos.

Ubica las “empresas” Acsa Sofom, Administradora de Carteras Barak Barak, Skala Inmuebles y Adjudica Sí, son mínimo algunas de los negocios de Alejandro Jalil García Monreal, que se dedica a defraudar personas con el mismo modus operandi, enganchan al comprador, aprovechándose de la necesidad de la gente de adquirir un patrimonio para la familia, ofreciendo casas o departamentos a “costos accesibles” a través de supuestos remates inmobiliarios.

¿Pero se preguntará? ¿Cómo puede ser esto posible?, más sabiendo el refrán popular, “lo barato sale caro”, se basan en el entusiasmo de las personas por conseguir su vivienda, y aunque en un principio causa sospechas, todo esta tan bien elaborado por quienes lo perpetran, que a veces es imposible detectarlo, y lo más curioso es que el procedimiento es similar en casi todos los casos.

Así que tenga cuidado con estas seudoempresas que aseguran dedicarse a la compra-venta de bienes que alguna vez estuvieron hipotecados,  pero que fueron dejados en manos de una institución bancaria luego de que sus dueños no pudieron seguir pagando.

Incluso las víctimas son llevadas a oficinas exclusivas en zonas de lujo, para deslumbrar y así hacer olvidar las sospechas a los posibles defraudados.

Pasan los meses y el comprador comienza a sentir un malestar. Cuando debe pagar, la inmobiliaria lo contacta e inclusive le cobra intereses si no lo hace a tiempo. Cuando se llega el momento de la entrega del inmueble, el cliente tiene que buscar a la empresa sólo para recibir la primera negativa:

“El inmueble tiene un problema legal, pero no se preocupe, le podemos dar otro”, le dice la inmobiliaria al cliente. Con engaños similares alarga el proceso de entrega hasta dos años, hasta que el comprador asume que jamás le será entregada o él mismo verifica que la casa o el departamento ya fue vendido a otra persona con todas las de la ley.

En la Ciudad de México hay decenas de situaciones de esta índole, como el caso de Bertha Reyna Álvarez, quien compró la casa marcada con el número 49 en Paseo de los Capulines, colonia Paseos de Taxqueña, delegación Coyoacán.

“Me contactaron Imelda del Socorro Hernández Mujica y Arturo Jiménez García. Me dijeron que había una casa de oportunidad que con 50 mil pesos podía apartar y en una semana tendría yo la firma ante notario para, en 60 días cuando mucho,
tener mi casa.

Nos vimos en la Notaría (233) se firmó el contrato a nombre de la empresa Administradora de Carteras Barak Barak o Adjudica Sí, que es lo mismo, con sus representantes legales que son Fátima Elizabeth López Gaspar y Mariela del Carmen Nicolás”, explicó Álvarez.

En agosto de 2013  Bertha inició su denuncia en la Fiscalía de Delitos Financieros de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. El jueves pasado le informaron que su averiguación se había ido a la reserva y que tenía que llevar un escrito de inconformidad para reactivar la indagatoria.

Y como este caso hay varios, así que verifique antes de iniciar un proceso de compra de vivienda, busque por ejemplo los siguientes nombres en un buscador: Alejandro Jalil García Monreal y Elizabeth Hernández Villagómez, es una pareja que ha defraudado a cientos de personas.

Con información de: Excelsior