Fraude de 1, 500 millones de pesos en compras de medicinas en Chiapas

La Secretaría de Hacienda del estado de Chiapas realizó una investigación que reveló una red de fraude que, entre 2011 y 2012, adquirió insumos para hospitales con costos inflados hasta en un 1,900 por ciento.

El daño al erario, cometido por empresarios locales y funcionarios de la administración del ex gobernador Juan Sabines Guerrero, podría alcanzar los mil 500 millones de pesos.

Empresas OC, SA de CV es propiedad de Óscar Alfonso Constantino Ortega y es una  de las firmas señaladas, y que el 1 de septiembre de 2012 vendió 30 cajas de Midazolam, al Hospital General de Comitán, por un monto de 37 mil 470 pesos.

Según el Diario Oficial, el costo de cada caja del ansiolítico no rebasaba los 70 pesos, pero la factura 3671 demuestra que se compraron a un precio de 1,249 cada una.

Estos abusos fueron autorizados por el entonces director del nosocomio, David Antonio Hurtado Gordillo, y la administradora, Karla Morales Guillén.

Durante su gestión, también se aprobó la compra de 634 cajas de 20 tabletas de Digoxin. Este medicamento, usado para insuficiencia cardiaca, tiene un precio base de 5.04 pesos y se compró por 63 cada una.

De acuerdo con fuentes cercanas a las indagatorias, en ese caso están el Hospital de las Culturas de San Cristóbal de las Casas y el Hospital de Arriaga.

Según la factura 4111, fechada el 28 de agosto de 2012, autorizaron la adquisición el director general Jorge Luis Zepeda Aguilar y el administrador Cenobio González Chacón.

De acuerdo con fuentes cercanas a las indagatorias, se está investigando a más ex funcionarios y proveedores que podrían estar involucrados en las compras irregulares.

Con información de: El ciudadano