Detectan fraude a través de falsas empresas crediticias

A menos de dos meses de iniciar el año ya existen cinco denuncias contra empresas que se hacen pasar Sociedades Financieras de Objeto Múltiple autorizadas (Sofomes) y que han defraudado a consumidores.

Se ha migrado el delito; de ser un robo directo por parte del delincuente de datos personales o financieros al usuario, ahora los criminales usurpan la identidad de una institución financiera.

Entre las modalidades que están utilizando para defraudar a los consumidores es la exigencia de un pago anticipado de cierto porcentaje del crédito solicitado así como de depósitos por concepto de comisiones que equivalen al 10 por ciento del préstamo, supuestamente aprobado, o de determinada comisión de apertura para liberar el crédito.

Lo más preocupante es que en uno de los casos se detectó que los delincuentes acuden al domicilio de los solicitantes en más de una ocasión; los defraudadores también se llevan información personal y financiera particular.

La Condusef emitió algunas recomendaciones entre las que destacan el asegurarse ante el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) que las instituciones oferentes de crédito están inscritas.

También exhortó a no realizar pago alguno antes del otorgamiento del préstamo solicitado, descartar entregar documentación personal o de tarjetas de crédito y débito, así como evitar realizar operaciones a través de redes sociales sin previa verificación de la identidad de la institución financiera que oferta los créditos.

Las compañías ficticias que están ofertando créditos bajo la falsa identidad de Sofomes son: “TUCREDITOYA”, “CREDITECH”, “Crédito Fácil”, y “FONDO FINANCIERO DE MÉXICO”.

En caso de detectar alguna de estas modalidades de fraude, es recomendable realizar la denuncia ante el Ministerio Público y notificar a la par a la Comisión.

No te arriesgues, mejor investiga antes: nuestro Informe Compliance te advierte sobre empresas fraudulentas y con malos antecedentes (da clic aquí)