¿Cómo rentar una propiedad con seguridad?

A la hora de rentar una casa o un departamento podemos caer en la tentación de hacerlo a la primera persona que se presenta queriendo pagar la primera renta.

No importa esta disposición ni tampoco la urgencia que podamos tener por hacerlo; siempre será mejor realizar un verdadero proceso de selección de inquilinos.

¿Las razones?

Algo que nos puede representar un buen negocio se puede transformar en una pérdida por causa de un mal inquilino.

Recuerda que, primero que nada, éste debe de ser una persona que realmente tenga la capacidad de pagar lo que estás pidiendo. Debe de tener un trabajo, o una fuente de ingresos, comprobable y que te garantice que no te dejará de pagar a la primera.

Hay que revisar sus propios antecedentes como arrendatario para saber las causas por las que dejó ubicaciones anteriores y si no existen (o existieron) conflictos legales.

De la misma manera es necesario hacernos a la idea que el inquilino también será el encargado de mantener la casa; debe de ser una persona que no sea un peligro para la integridad de tu propiedad y que se comprometa a mantenerla en buenas condiciones.

Es por eso que un proceso de verificación de antecedentes del potencial inquilino es de suma importancia a la hora de rentar nuestra propiedad y hay que aplicarlo con toda la seriedad.

Este proceso se deberá de llevar a cabo aunque estemos utilizando el servicio de un corredor de bienes raíces, hay que recordar que para estos el negocio “termina” cuando cobran su comisión, y les importa muy poco si el inquilino deja de pagar al tercer mes o, de plano, maltrata la propiedad.

La mejor forma disponible en el mercado mexicano para verificar a un inquilino potencial es nuestro Reporte Alquila, herramienta que te dirá si tu prospecto de inquilino es confiable y te proporcionará la información necesaria para asegurar la tranquilidad sobre tu patrimonio.

¡Conócela ya!